Christian Bach: Simplemente... la mejor
   
  Christian Bach
  Revistas - Sebastián Zurita: En Nombre del Amor
 

SEBASTIÁN ZURITA




Es el protagonista de En Nombre del Amor, estudia economía, tiene su manda de rock y abrirá un restaurante.
Tiene una mirada profunda que hace más pronunciado el verde de sus ojos; posee ese mismo halo misterioso que siempre ha encantado de su padre, Humberto Zurita. Pero más aún; su nariz aguileña, cabello ondulado rubio oscuro, su piel trigueña y si cierras los ojos y tan solo escuchas el timbre de su voz, es indiscutible, no queda duda alguna heredó de él muchas cosas. Sus manos grandes son uno de sus mayores orgullos, ya que además de demostrarte afecto, pueden ser el instumento perfecto para darle vida al sonido de una retumbante batería, que el considera como una de sus más grandes pasiones, además de actuar. Sebastián Zurita se estrena como protagonista de la nueva versión de Cadenas de Amargura, producida por Carlos Moreno y nos concede una de sus primeras entrevistas.
 
La telenovela En Nombre del Amor es tu primer protagónica, ¿qué te dicen tus padres?
“Ellos están muy contentos por mi, por lo que estoy viviendo. Como padres están muy orgullosos. Ayer llegó mi papá y estuvimos platicando hasta las dos de la mañana de todo este rollo, él me dice –Échale galas, estudia bien, haz las cosas como se deben hacer- Mi mamá ahora se encuentra en Miami porque mi hermano Emiliano ya va a entrar a la escuela, pero todos los días me habla y siempre me pregunta -¿Cómo estás? ¿Cómo te fue?- Esta carrera es algo que ellos hicieron por muchos años y verme que estoy empezando en Televisa es algo muy padre para ellos”.
 
Como bien dices son actores con mucha experiencia, ¿qué consejos te han dado para desarrollar mejor tu carrera?
“De todos… desde cómo hablar, de llegar al personaje, de ir creando cosas, de los cambios escénicos, ante cualquier duda que tengo se que me puedo acercar a ellos. La otra vez le dije: -Oye pa, es que… ¿Cómo le luego no sé qué hacer con mis manos?, y él me aconsejo que me relajara- Son consejos de cuates, pero también de trabajo y eso está padré”
¿Hay algunas actitudes que te cuesta trabajo dominar?
“Es que todavía soy un actor chavo, tengo muchos vicios que en la vida real no se notan, pero en cámara si, como estar parándome más de un lado que del otro, son cosillas así, pero en todo vas a encontrar algo diferente. Yo creo que el día en que creas dominar por ejemplo las miradas, vas a decir: ¡Este güey… no siente ni madr…! El caso es vivir los sentimientos, si no, no se vuelve natural, así poco a poco vas descubriendo tu lado natural”.
 
¿Para destacar en esta carrera, consideras que te ha ayudado ser hijo de Humberto Zurita y Christian Bach?
“Por lo menos en lo que es experiencia yo creo que si, pero te voy a decir algo: he estado en muchos sets, detrás de cámaras, viendo lo que hacen mis papás, peo en el momento que te encuentras enfrente de las cámaras, nadie explica nada. Es como estar en la escuela y de pronto te avientas a trabajar. Considero que lo que me ha ayudado es tener confianza en mí, me he vuelto muy crítico, y quizás esto último no sea tan bueno para un actor, pero así me he vuelto”
 
Ya que mencionas que creciste junto a tus padres en los sets, ¿cómo fue tu infancia?
“La viví en todos lados, mis papás me cuidaron mucho para que fuera un niño que disfrutara cada etapa de mi vida, pero yo luego le decía: -Oye papi ¿me dejas acompañarte al teatro?- y el me llevaba a Dulce Caridad, me sentaba hasta atrás o me ponía a jugar con los sombreros y cosas así. He tenido una buena niñez, mis papás han sabido controlar todo esto y por eso mismo pasaron 12 años desde que hice Cañaveral de Pasiones (1996) hasta ahorita”
 
¿Eras muy travieso de niño?
(Se sonroja y ríe) “Pues lo normal, yo veo a mi hermano y dijo -¡Ay ya quítenme a este güey de encima! Y mis padres me contestan: ¡Pues tu eras igual!- Yo soy medio malo con los niños pero intento llevarme bien con él. Supongo que de pequeño era medio latoson, pero lo que si recuerdo es que era buen estudiante. Además me gustaba hacer muchas cosas, desde el kínder practicaba tae kwon do, siempre he tenido esa formación, de mantener una vida sana”
 
¿Prefieres los ambientes tranquilos?
“Si, he vivido en todas las facetas, de alguna manera he echado mi desmán cuando lo he querido hacer, pero los que me conocen saben que soy tranquilo. Yo prefiero, en vez de irme de antro todos los días, irme a una buena cena. Para mí, el gastar el dinero en una botella de alcohol no es lo mío, prefiero gastarme en un platillo para mi batería, esa es mi vida, prefiero disfrutarla así, soy una persona tranquila y que también me sé divertir”
 
¿Te gusta la música?
¡Me encanta! Tengo una banda de rock en Miami llamada Surrealm, donde soy el baterista; ya tenemos ocho años con el grupo, de hecho ya sacamos un disco, ya está en iTunes. Nos va bien, pero ahora el rollo de que estoy trabajando aquí y después me fui a Los Ángeles, anda un poquito en pausa la banda. Ahora los domingos me voy a mi casa, porque estoy viviendo en dos, en la de Polanco y en la de Tlalpuente, en está última toco la batería, ¡mira como tengo las manos! (muestra orgulloso sus palmas con llagas), esto es mi pasión, me salieron por la baqueta, me emociono y toco como cinco horas seguidas. Hasta que se me vuelvan a hacer callitos. Así voy a estar, pero cuando algo te gusta, te sigues y sigues”
 
El grupo está en Miami, ¿pero hasta ahora no tienen presentaciones?
“Los domingos ensayo; ahora todos nos dedicamos a escribir las canciones. Todos los integrantes tenemos un programa en la computadora donde si a mi se me ocurre algo, lo grabo y se los envío por MP3, entonces ellos ya deciden, y nos ponemos de acuerdo en ensamblar letra y música”.
 
¿Cuál es su género?
“Lo padre de la banda es que somos puros chavos de todas partes del mundo, Italia, República Dominicana y México. La mayoría son extranjeros pero residen en Miami, somos un buen mix, así que los sonidos son padres, ellos ya son músicos, tocan piano, guitarra, bajo y batería”
 
¿Y tú no cantas?
“El que cantaba era un cubano, pero ahora ya no, tuvimos un problemita por ahí; también por eso está la banda un poco parada, él se dedicaba a cantar y escribir letras, lo suyo era más enfocado a la cantada. El resto de nosotros somos más de componer, de revisar los arreglos, de ver las notas. Su estilo era mas pop, pero el nuestro es más hevy, así que hicimos un balance padre; entonces tocamos un rock pop alternativo, y ya llevaos año y medio juntos. De hecho ya estábamos abriendo en todos los antros fuertes de Miami, hacíamos presentaciones en Nueva York, pero cuando entré a este rollo de la telenovela e hice la película, se detuvo todo un poco. Ahora los del grupo y yo somos buenos amigos, podemos convivir ocho horas tocando la batería, pero también irnos a mi casa y tomarnos unos tragos”
 
¿Entonces ya estás descartado para cantar para el grupo?
“Lo que pasa es que yo lo he pensado y mi pasión es la batería y no podría estar parado al frente, no se si cante bien o mal. Si pienso tomar clases de canto, no vaya a ser que algún día se de la posibilidad de hacer teatro o alguna obra donde se requiera cantar y yo salga con que no lo pude hacer… quiero experimentarlo, pero soy realista y sé que no es lo mío por lo pronto la cantada. Lo voy a investigar, pero todo a su tiempo”
Después de tocar la batería y dedicarte a la música durante ocho años ¿Por qué te decides por la actuación?
“Siempre han sido dos cosas que he tenido el gusanito de hacer y considero que lo he sabido balancear, cuento con mis amigos de la banda que me comprenden, de hecho, el cantante de la banda también actuaba, entonces la verdad no es que lo deje por esto. Me verás llevar a casa a tocar un rato la guitarra, porque a mi esto me llena, me ayuda a estar balanceado, y si me fue mal en alguna cena y toco, con eso ya me siento mejor, no es dejar una cosa por la otra. Por cierto ya empiezo nuevamente con mis carrera de Economía y Administración de Empresas, va a estar pesado”
 
¿En que semestre vas?
“Voy a la mitad de la carrera, me faltan dos años y me he ido atrasando porque hice la película y perdí dos semestres, así que la he tomado lento, pero el chiste es no dejarla”
 
Tienes la banda, la actuación, la escuela. Dicen por ahí que el que sirve a dos amos, con uno queda mal…
“Lo que pasa es que quiera o no, esto ya es un compromiso de trabajo, no es que este perdiendo el tiempo. Tengo compromiso, la telenovela es primero, pero si me tengo que desvelar para estudiar, pues así lo haré; la producción me ha tratado padrísimo, me ha cuidado mucho y considero que si tengo que hablar con ellos, entenderán mis tiempos. El mismo Carlos Moreno (productor) me dijo: -No vas a dejar la escuela- Y que te digan eso, la neta está padre”
 
¿Planeas desarrollar tu carrera de administración paralelamente a la actuación?
“Si, ya he platicado con unos amigos para abrir un antro por Loreto, pero ya vimos algo aquí en Escenaria, pero si no, estamos pensando abrir un restaurante junto con unos socios que tengo. Sería dueño y administrador, a mi me interesa invertir lo que gano y hacer negocios”
 
Esta carrera acarrea fama y muchas cosas que deslumbran ¿has pensado cómo manejarla?
“Pues cuando sea famoso te diré, por lo pronto yo soy como soy. Pero también ayuda que he vivido en esto toda mi vida y que me vean como un actor y que me pidan la foto ¡pues que padre! Todos venidos a hacer un trabajo, como el que barre; tú das la cara ante las cámaras, pero hay mucha gente atrás de esto, yo lo veo sólo como un trabajo, pero hay quien se siente identificado contigo, con la situación que está escrita, y a veces no es tanto contigo, si alguien se acerca y te dice que hiciste algo bien, pues que padre. ES como si vas a un restaurante, te atienden bien y agradeces el buen servicio”
 
¿Tus padres qué te aconsejan para manejarte en público?
“La gente los quiere, pero también se enojan cuando tienen que hacerlo. Yo soy como soy y al que le guste qué bueno y al que no pues… ¿que le voy a hacer?”
 
¿Y con tanto trabajo y ocupaciones tienes tiempo para el amor?
“¡Uy no pues… está muy complicado! Ahorita estoy soltero, además no ha llegado, pero ahora estoy tranquilo. Quiero una persona que me entienda, porque los compromisos de trabajo no te dejan estar en muchos lados al mismo tiempo, pero todo se puede balancear”
 
¿Cómo deseas esa próxima relación?
“Que ella sea como es. No tengo un estereotipo. Quiero una chava con visión hacía el futuro, una carrera, que tenga buen corazón, porque al final de cuentas es lo que te va a mantener unido; el físico se va, el cariño es el que permanece”
 
¿Crees en el matrimonio para toda la vida?
“Si, desde luego, pero todo a su tiempo. Tengo 21 años y me gustaría hacerlo con la persona indicada y así formar mi propia familia”.
 
Revista “Mi Guía” 2008

 

 
  free hit counter
hit counter
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Christian Bach: Simplemente... la mejor
Estadisticas Gratis